RSR ONLINE

La Misionera del Aire - NICARAGUA

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

EL AMOR QUE VALE

19:00 19:25

Programa actual

EL AMOR QUE VALE

19:00 19:25


LA CIUDAD DE CORINTO EN LOS TIEMPOS DEL NUEVO TESTAMENTO

Escrito por el 03/10/2006

INTRODUCCIÓN

 

La ciudad de Corinto se presenta como la cuna de la iglesia que lleva su mismo nombre. Es notorio que a  pesar de poseer dos cartas de parte del apóstol Pablo hacia ella, éstas no nos dan una descripción total de los que era esta ciudad, sino más bien rasgos muy ligeros. Por lo cual debe de ser de gran interés para todo estudioso de las escrituras el tener un conocimiento adecuado del contexto histórico en el cual se desarrollaron los eventos que son presentados  en los escritos de Pablo, mas aun cuando vemos la problemática que se presentaba en ella. Esto nos dará mejores armas para poder interpretar y entender  correctamente la situación de la Iglesia en mención.

 

Por lo consiguiente, en este trabajo nos daremos a la tarea de responder a las siguientes preguntas que nos hemos planteado, ¿Cómo era la cuidad de corintio en los tiempos del Nuevo Testamento?, ¿Qué elementos la componían? Esta será la hipótesis de nuestro trabajo, la que trataremos de responder usando las diferentes informaciones que tenemos, como descubrimientos  arqueológicos, comentarios, las Sagradas Escrituras  y otras fuentes que nos permitirán tener una visón mas amplia de lo que fue Corinto en sus aspecto histórico, religioso, socioeconómico, político y cultural.

 

  1. UBICACIÓN GEOGRÁFICA

            Corinto estaba ubicada en la llanura que se localiza debajo del elevado Acrocorinto, sobre la parte alta del Istmo, que era un importante puente de tierra entre la parte norte y la parte sur de Grecia. Una cima de 630 metros de altura que se eleva en la península del Peloponeso; “esta fortificación era usada como lugar de defensa y de adoración pagana. Desde su cumbre se podía divisar Atenas en los días claros, a unos sesenta y dos kilómetros de distancia”[1]. Hoy día es la segunda ciudad más poblada del Peloponeso. Esta ciudad  tenia una ubicación privilegiada que la hacia muy  atractiva, esto le garantizo una historia ilustre, a tal grado que fue llamada ciudad rica, mas por ser poseedora de dos puertos, uno Cencrea que conduce  directamente a Asia, y el otro Lequeo que conduce a  Italia. El dicho Non omnibus licet adire Corinthum,”No todos se pueden permitir el ir a Corinto”, hace referencia a la proverbial riqueza de la ciudad. (Ver grafico 1 en apéndice).

 

  1. HISTORIA  DE SU FUNDACION E INVASIONES

Esta importante cuidad nace mucho antes de la edad de oro de Atenas, los estudios arqueológicos demuestran que “la ocupación del lugar se remonta al cuarto milenio a.C. y su historia muestra indicios de varias invasiones, destrucciones y subsiguiente vuelta al esplendor”[2]. Fue conquistada por  Felipe II de Macedonia en el año 338, su hijo “Alejandro el Grande, utilizo a Corinto como centro comercial y de atracción turística”[3]. Destruida en el año 146 a.C. por Lucio Mumio debido a su sublevación al imperio romano, donde sus habitantes fueron vendidos como esclavos. Luego esta fue reconstruida por Julio Cesar en el año 44 a.C., convirtiéndose en colonia Romana, resurgiendo como un centro de arte y cultura, renombrada por sus imponentes edificios públicos, estatuas y templos de mármol. En el recorrido de sus años todas estas riquezas al fin fueron parte de su  trágica: historia:

Pero tanta opulencia atrajo a otros pueblos para saquear sus riquezas. Estos pueblos fueron los herulos en el siglo III, los visigodos en el siglo IV y en el VIII por los eslavos. Por lo demás siguió la suerte del resto de Grecia y por tanto perteneció sucesivamente a los emperadores de Constantinopla; fue conquistada por los franceses en 1205, luego por los venecianos y en 1459 por los turcos.[4]

 

III. MOTIVOS DE  SU RECONSTRUCCIÓN

            Esta cuidad presentaba algunas atracciones que hicieron posible que los Romanos decidieran reconstruirla: 1- su ubicación era estratégica para el ejercito romano, 2- su ubicación permitiría grandes  ingresos en el comercio, por medio del canal seco que unía los puertos de Lequeo y Cencrea. 3- Le permitiría a Roma deshacerse de los  libertos (Ex esclavos) que hacían sobrepoblación en la capital del imperio.

 

  1. EL FENÓMENO DE EXPANSIÓN

No tardo luego de su segunda fundación en experimentar un crecimiento sin igual, el desarrollo de su comercio atrajo a personas de diferentes culturas, “Puesto que el dinero atrae a la gente al igual que la carroña atrae a las moscas, Corinto experimento rápidamente un enorme influjo de gente tanto del Occidente como del oriente”[5]. Era una oportunidad única de hacer dinero y  no tardaron en descubrir que esta ciudad era promitente para realizar los sueños de gloria de cualquier hombre común. Es fácil de darse cuenta que Corinto por el fenómeno de expansión  podría ser la tercera ciudad mas importante de todo el imperio, luego de Roma y Alejandría.

 

  1. TIPO DE POBLACIÓN

            Esta ciudad al ser Romana, era gobernada por el derecho y leyes romanas, su lengua oficial era el latín, pero por su influencia la lengua griega era mas común el en pueblo, es por eso que el Nuevo Testamento fue escrito en Griego. Aunque no se ha podido establecer la cantidad de su población, se estima que vivían alrededor de cien mil a un millón, y se cree que la mitad de estos eran esclavos. Además había sido repoblada con colonos “veteranos del ejercito y liberto (antes fueron esclavos),…también habían comerciantes, artesanos, artistas, filósofos, maestros y trabajadores provenientes de muchos de los países que rodeaban el mediterráneo.”[6], dentro de ello Judíos.

Corinto fue conocida desde su antigüedad por su mala reputación, una frase muy común entre los griegos era el uso del verbo Korinthiazo, que significaba actuar como un Corintio, todo hacia referencia a la depravada condición moral de sus pobladores (I Corintios 6:9-10) aquí se enlista la calidad de habitantes de la misma: fornicarios, idólatras, adúlteros, afeminados, los que se echan con varones,  ladrones,  avaros,  borrachos, maldicientes y  estafadores, esto nos da un cuadro amplio del tipo de habitantes y el grado de perdición y peligrosidad que había . Era notorio que el griego fue influenciado por su filosofía, “la cultura griega gozo de una influencia bajo los grandes filósofos, tales como Sócrates, Platón, Aristóteles”[7] que le dada ciertas características particulares a su población, como la búsqueda de sabiduría, aunque también se aferraban por su religión, a la adoración de su variada colección de dioses. Varios personajes ilustres vivieron en ella, como “Diógenes de Sínope, el filósofo cínico; Edipo, el héroe trágico, nació en Tebas pero se crió en Corinto como hijo y heredero del rey Pólibo;

además se destaco Jenofonte, militar y filósofo nacido en Atenas, quien pasó los últimos

años de su vida en Corinto”.[8]

 

  1. SISTEMA RELIGIOSO

El imperio había dado a la ciudad de Corintio libertad religiosa, así los diferentes grupos podían practicar su fe sin ningún problema. Poseía una docena de templos, dedicados a los muchos dioses del panteón grecorromano, el mas sobresaliente era el dedicado a Afrodita, la diosa del amor y la fertilidad, donde se dice había mas de mil prostitutas rituales, que todas las noches descendían a ejercer su oficio con   los diferentes viajeros que estaban en la ciudad y con el resto de la población.

El imperio tenía una política religiosa muy liberal. Generalmente permitía que los pueblos conquistados continuaran sus prácticas religiosas, en tanto que no estorbaran la paz política ni corrompieran la moral pública. Las religiones que cumplían estos requisitos se llamaban «lícitas» y las que no, «ilícitas».[9]

 

Aunque también era notorio que por la emigración que se dio hacia ella, había influencia religiosa de muchas partes, de oriente llegaron los cultos mistéricos provenientes de Egipto y Asia, la influencia de los judíos era también marcada,  se les había concedido practicar su religión, con la condición de que no participaran en sediciones en contra del gobierno, era así que podían tener en la ciudad hasta una sinagoga, (Hechos 18:4); en este ambiente y bajo la creencia de que el Cristianismo era una secta dentro del judaísmo es que  gozo de la misma liberta. No fue hasta el final del reinado de Nerón (54-68 d.C.) en que empezó una persecución despiadada. Otro movimiento religioso muy difundido en esta ciudad y en todo el imperio fue el Gnosticismo que tenía sus  raíces en el helenismo grecorromano, así mismo hay que enfatizar  la adoración  al emperador, esta  última era común.

 

VII. UNA  ECONOMÍA EN CRECIMIENTO

La economía de Corintio estaba respaldada por su ubicación, “Todo el trafico militar y comercial del norte y del sur atravesaba esta importante ciudad”[10].esto la había convertido en una ciudad muy transitada, y con una economía sobresaliente, el canal seco construido de mármol el cual aun existe, permitía a los marineros cruzar en Peloponeso por tierra, en un sistema donde embarcaban pequeñas barcas sobre rodillos, y así cruzaban el istmo pasando directamente de un extremo a otro, esto sin tener necesidad de navegar por las peligrosas aguas de el cabo de Malea, ahorrándoles dinero a los propietarios de las embarcaciones, tiempo  y dándoles seguridad; esto dada muchos ingresos al gobierno, además de la gran cantidad de impuestos recaudados de los muchos talleres artesanales que existían. Se podría decir hasta cierto punto que era turística, muchos concuerdan que se podría comparar con la ciudad de Las Vegas o New York.

Con la expansión del Imperio Romano durante el siglo I, mucho tráfico comercial, político y militar pasaba por el Istmo de Corinto, punto de conexión entre Italia y la parte oriental del imperio. La ciudad de Corinto cobró gran importancia como un centro de comercio y transporte internacional, con negocios de trasbordo o venta de mercancías, así como de recolección de tarifas e impuestos. Eventos deportivos de la envergadura de los Juegos ístmicos bienales atraían a Corinto gran cantidad de aficionados, y este turismo deportista generaba importantes ingresos para los comerciantes y artesanos de la región.[11]

 

VIII. SU FORMA DE GOBIERNO

Por la importancia económica y estratégica que representaba  para el imperio romano, la ciudad fue declarada por el emperador César Augusto (27 a.C. —14 d.C.), (Lucas 2:1)  capital de la provincia de  Acaya y sede del procónsul, el que era enviado desde Roma, y  ocupaban este cargo  por un año, Galión era el procónsul de este periodo (Hechos 18:12). Cuando Pablo llego a Corinto reinaba en el imperio Romano el emperador Tiberio César (14–37 d.C.), (Lucas 3:1).El gobierno de la ciudad era dirigido por dos gobernantes locales, responsables de promover los intereses de Roma y mantener el flujo de tributos e impuestos hacia las arcas imperiales. Si se llenaban estos requisitos de su  política y económica, lograban que  el imperio impusiera  la paz y la estabilidad en la región.

El imperium era siempre completo, y abarcaba todas las formas del poder ejecutivo, religioso, militar, judicial, legislativo y electoral. Su ejercicio estaba limitado por el carácter colegiado de las magistraturas, y también por la restricción habitual o legal de su funcionamiento a una provincia determinada o esfera de responsabilidad.[12]

 

  1. UNA CIUDAD PINTORESCA Y LUJOSA

Sus actividades cotidianas se desarrollaban alrededor de sus plazas y de los múltiples edificios que  habían sido construidos para las funciones gubernamentales y por supuesto para la adoración de su gran cantidad de dioses. “En el centro de la ciudad se hallaba el ágora, o plaza mayor, circundada por importantes edificios cívicos y religiosos.”[13] Era normal como en otras ciudades griegas que la plaza central estaría rodeada por pórticos con tiendas.  Sobresalían en la ciudad el templo a Apolo, (Ver grafico 2 en apéndice), la basílica sur y  la Juanina, el pórtico sur y norte, muchísimas fuentes de diferentes tamaños y estilos, de entre ellas sobresalía la fuente Glauke, además estaba el templo de Afrodita, el templo de Asclepio, quien era el dios de la salud. Habían dos teatros, uno el mas pequeño, el Odeion, o sala para conciertos, el mayor que tenia capacidad para 18,000 personas era ocupado para realizar diversas presentaciones, así también estaba el tribunal de justicia, al que se hace referencia en Hechos 18:12, y  el museo entre otros. (Ver grafico 3 en el apéndice).

 

CONCLUSIÓN

 

Así era la ciudad de Corinto, una ubre económica desarrollándose en los inicios del primer siglo, poseedora de un comercio creciente, producto de una posición geografía privilegiada, con muchas riquezas que se reflejaban en sus grandes construcciones de mármol, y una variada población que practicaba todas las religiones conocidas. Poseedora de una fama muy negativa entre las ciudades del imperio romano, esto debido a la  depravación moral que solo se puede comparar bíblicamente con las ciudades de Sodoma y Gomorra. Esta era Corinto, la ciudad donde Pablo fundo una iglesia, que tenía las mismas cualidades de la gran bella pero prostituida ciudad. Concluimos que es mas que claro que las situaciones que se presentaban en la Iglesia era por el simple hecho a como lo expresa Gardiner en su libro “La catástrofe de Corinto”: “La Ciudad estaba absorbiendo a la Iglesia y no la Iglesia a la ciudad”.

Esperamos que con esta contribución, apoyemos a todo aquel interesado en comprender mejor las Sagradas Escrituras. Además animamos de todo corazón al lector estudioso de la Palabra de Dios, a hacer sus propias investigaciones, que le puedan llevar a  una compresión más completa del problema expuesto. Con esto afirmamos con suma humildad que no hemos expuesto todo sobre el tema, les animamos nuevamente, en lo muy particular a indagar minuciosamente otras fuentes que traten sobre el tema aquí expuesto.

[1] Macarthur John.  Comentario, Primera a los Corintios,  Editorial Portavoz: U.S.A. 1984.  P. 12

[2] Wright G.E.  Arqueología Bíblica.  Ediciones Cristiandad: Madrid.  1975.  P. 380.

[3] Kistemaker Simon J.  Comentario al nuevo Testamento, I corintios.  Libros Desafío: Gran Rapids, U.S.A.  1993.  P.  4

[4] Wikipedia,  Enciclopedia Libre, Corinto,  http://es.wikipedia.org/wiki/Corinto.

[5] Gordón Lee,  Primera Epístola a los Corintios,  Nueva Creación: U.S.A.  1987.   P.  4

[6] Kistemaker .   op. Cit.   P.  5

 

[7]  Giles James E,  Bases Bíblicas de la Ética,  Casa Bautista de Publicaciones: Bielorrusia.  1982.    P.  123.

[8] Luventicus , Academia de Ciencias,   www.luventicus.org/articulos/03A015/corinto.html.

[9] Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998.

 

[10] Gardiner George E.  La catástrofe de Corinto.  Publicaciones Portavoz Evangélico: España.  1976.  P. 12

 

[11] Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998.   P

[12]Douglas, J. D., Nuevo Diccionario Bíblico Certeza, (Barcelona, Buenos Aires, La Paz, Quito: Ediciones Certeza) 2000, c1982.

 

[13] Wright.  op. Cit.  .P. 380.


Jaime Blandón Olivera

Jaime Blandon es oriundo de Nicaragua, misionero plantador de iglesias. Casado con Jacqueline Guzman, con quien a procreado dos hijos: Jaimeline (9) James (8). Actualmente se desempeña como Director de 516 Now Inc. Posee una licenciatura en Estudios Bíblicos del Rio Grande Bible Institute, MBA con énfasis en desarrollo de Proyectos del EUDE . Actualmente cursa un master en ministerios pastoral en el Midwestern Baptist Theological Seminary. Es uno de los fundadores de Radio Stereo Resurrección.

Continuar leyendo

Post Siguiente

La Caida de Satanas


Miniatura