¿Creación, evolución o diseño inteligente?

Escrito por el febrero 15, 2019

Todas las culturas a través de la historia se han dado a la tarea de tratar de explicar de dónde surgió todo lo que existe. Sin embargo, muchos se han tropezado con una muralla infranqueable que invita a desistir en la búsqueda. Bien dijo el poeta en su frustración “¡y no saber adónde vamos,  ni de dónde venimos!…” (R. Darío) Pero esta, no ha sido una realidad general en la historia de la humanidad. Desde muy temprano, se presentaron diferentes creencias que apuntaban en esa dirección. Hoy en pleno siglo XXI, luego de los grandes avances obtenidos por la ciencia, nos gustaría echar un vistazo a tres de las creencias más fuertes que tratan de explicar el origen del universo, la vida y del hombre. Para ello, examinaremos el Creacionismo, Evolucionismo y Diseño inteligente, tratando de encontrar si ellas tienen algo en común. Explicaremos rápidamente en qué consiste cada una de ella, sus puntos fuertes y sus debilidades y terminaremos haciendo algunas comparaciones.

Creacionismo

La teoría más antigua con respecto al origen de la vida la encontramos en el hoy llamado creacionismo. Los creacionistas basan su creencia en las afirmaciones encontradas en la Biblia. Para ellos, el universo tuvo un inicio, fue creado con propósito y además tuvo un creador a quien llaman Dios. Existen por lo menos tres grupos religiosos que sostienen esta verdad actualmente: El Cristianismo, Judaísmo e Islamismo, aunque solamente las dos primeras depositan su creencia en las conocidas escrituras judeocristianas.

Las afirmaciones de los creacionistas establecen, que Dios creó todo lo existente de lo que no existía, en un periodo de 6 días de 24 horas literales (Gen 1). Además afirman que Dios sustenta al mundo y que está al pendiente de él y de su historia. Así mismo, expresan que Dios creó al hombre diferente de los demás animales, por eso es que estos presentan características muy especiales y concretas. Bien dice uno de sus defensores: “Dios creó a la humanidad a su imagen  no a la imagen de los animales. Esto significa que al igual que Dios, la gente seria capaz de tener amor altruista, juicio moral y percepción espiritual. También separo al hombre como el que habría de regir sobre los animales”[1].

Los argumentos más fuertes para sostener este cuerpo de creencias, se basan en la singularidad del mismo libro que las profesa. La Biblia ha probado ser un libro fuera de lo común: escrito en un periodo de 1500 años por más de 40 diferentes personas, que eran diferentes en caracteres, posición social y estado anímico. Sin embargo, todos concuerdan con la misma historia. También debe de reconocerse la veracidad en su aspecto histórico. Hasta el día de hoy, todos los datos históricos, tales como fecha, lugares, civilizaciones, personajes entre otras han resultados ser veraces y comprobados vez tras vez por la arqueología. Por último, se debe de considerar el hecho único del ser principal del libro, Jesús, el llamado Cristo. Las profecías cumplidas en las Escrituras tanto generales como las específicamente dirigidas a Cristo son únicas. A la vez, se debe de destacar el hecho maravilloso de la resurrección, base fundamental del Cristianismo. El argumento es, si la resurrección es cierta, la Biblia en verídica en todo lo que expresa. Bien lo dijo un ex ateo y ahora defensor de esta fe al ser abordado con la siguiente pregunta: ¿Por qué no puede usted refutar el cristianismo? A lo que contesto: “Por una razón muy simple. “No estoy en condiciones de poder negar un evento histórico: la resurrección de Jesucristo”[2]. Por último, se establece el hecho del impacto que ha tenido Jesucristo en la historia. Después de 2000 años este tiene millones de seguidores que profesan su nombre y le adoran como Dios.

Los puntos más débiles que podemos encontrar con esta postura, hoy en el siglo XXI, según sostiene la ciencia moderna es imposible probar la creación sostenida por los creacionistas, “… puesto que no podemos observar directamente la historia pasada ni reproducirla en un laboratorio” [3].Los creacionistas deben de aceptar sus creencias por fe ya que no pueden ser probadas y en cierta forma esto es lo que su mismo libro sostiene cuando anuncia: “Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.[4]. En segundo lugar, deben de pelear con aspectos tales como: ¿Quien creó a Dios? ¿Por qué un Dios amoroso permite el mal y envía a las personas al infierno? ¿Por qué el cristianismo se cataloga a sí misma el ser el único camino? Estas son algunas de las preguntas que los creacionistas deben de enfrentar cada día.

Evolucionismo

El evolucionismo como tal es muy reciente en comparación al Creacionismo. Se puede afirmar que cuando esta teoría salió a luz, vino a derrumbar al creacionismo y al Dios creador de la Biblia, los cuales eran hasta el siglo XIX la creencias más aceptada y la menos debatida. Darwin su progenitor, estableció por lo menos tres enunciado en la cual se basa su teoría: 1- “Las especies no son inmutables. 2- Todos los seres vivos descendieron de un número muy pequeño de antecesores comunes, quizás sea un solo antecesor microscópico. 3- Este proceso fue conducido por la selección natural.”[5]  O lo que comúnmente llamamos, la sobrevivencia de los más aptos. Sus enunciados fueron impresos en el libro llamado “El origen de las especies”. Se debe de reconocer que el evolucionismo es abrazado por la mayoría de las religiones y pensamientos filosóficos del mundo.

Sus puntos fuertes son basados en la afirmación de algunos análisis de laboratorio que según los evolucionistas prueban esta teoría, entre ellos tenemos: 1- La edad de la tierra estimada en millones de años que permitió el proceso de natural del desarrollo de la vida. 2- Las similitudes del ADN del hombre y el simio. 3- Las similitudes entre los embriones de los animales en sus primeras etapas de gestación. 4- La sobrevivencia de los más fuertes que es observable en la naturaleza. Fue así que “Darwin hizo de la evolución un concepto científico al mostrar, o pretender haber mostrado, como podían suceder transformaciones radicales en pasos muy pequeños por medios puramente naturales…”[6]. Como podemos observar, la teoría Darwinista de la evolución expresa en todo momento que cuenta con evidencias científicas contundentes que le permiten por lo consiguiente el llamarla científica.

Los puntos débiles de la evolución son: 1- No existe ninguna evidencia que apoye sus postulados. 2- No existe ninguna especie nueva conocida. 3- Se desconoce un mecanismo para la evolución. 4- No existe ninguna evidencia de fósiles.  Por lo que no existe evidencia científica que pruebe sus enunciados. 5- Esta teoría falla como filosofía al no poder responder a preguntas tales como: ¿Cómo llego a existir la materia? ¿Dónde se originó la vida? ¿Cuál es el propósito del hombre? ¿Cuál es el destino del humano? [7]. Todo esto apunta a que esta teoría debe de aceptarse por fe. Bien lo dijo un científico: “La creencia que la vida sobre la tierra se originó de modo espontaneo de una materia sin vida, es todo cuestión de fe en un reduccionismo estricto y se funda exclusivamente en cuestiones ideológicas” [8]. Todos estos puntos en su contra hacen que la evolución se presente como una teoría especulativa lejos de ser científica.

Diseño inteligente

Los últimos avances científicos en aéreas como la astronomía, física, biología entre otras, han arrojado información que poco a poco han venido desvirtuando la muy aceptada teoría de la evolución. Sin lugar a dudas, estos nuevos descubrimientos han vendido a darle un golpe contundente a los enunciados de Darwin. Este nuevo movimiento es conocido como “Diseño Inteligente”. Su enunciado mayor expresa que es imposible creer que el cosmos, el planeta tierra con su singularidad para albergar vida, el hombre y los demás seres vivos, así como los complicados requerimientos necesarios para que la vida se diera y subsista, puedan ser producto de procesos naturales. Cada vez los diferentes descubrimientos apuntan a la necesidad de un creador. Bien lo dijo un destacado científico en tono de admiración por la complejidad de la creación: “…la ciencia está apuntando fuertemente hacia el diseño… el desarrollo de un embrión clama ¡Diseño! La explosión cámbrica (la repentina aparición de vida compleja, sin evidencia de ancestros) es más consistente con el diseño que con la evolución. La homología clama por el diseño…”[9] Todos estos argumentos científicos hacen de este nuevo pensamiento uno de los más convincentes que sin duda alguna viene a poner por el suelo al darwinismo y levanta al creacionismo.

Los puntos fuertes de la teoría del Diseño Inteligente se basan en el enunciado de que es imposible creer que los diferentes parámetros necesarios para la vida puedan ser producto de procesos naturales, todo parece indicar que hubo una mente pensante detrás de ellas. Por lo menos cuatro puntos son los más usados: 1- La fuerte fuerza Nuclear, que une las partículas subatómicas. 2- La débil fuerza nuclear, que hace posible la fisión, fusión y el decaimiento radioactivo. 3- La fuerza electromagnética que une los electrones al núcleo de los átomos. 4- la fuerza de gravedad, que es exacta. Estas cuatro fuerzas fundamentales, han puesto por entredicho que detrás de la creación debe de haber un diseñador inteligente. Sin embargo debemos de reconocer que esto no lleva a la aseveración general que este ser superior sea el que los creacionistas llaman Dios, aunque muchos científicos actualmente están de acuerdo que no sería erróneo decir que ese ser inteligente que diseño el universo sea el Dios de la Biblia.

A mi manera de ver, el único punto débil en esta teoría es la ley de la ciencia. Lo que hoy puede estar establecido como una verdad absoluta, mañana podría ser revocada por algún nuevo descubrimiento. Bien dicen los defensores de esta postura, es posible que la misma ciencia se encargue de decirnos en un futuro que los orígenes de la vida comienzan en otra dirección.

¿Tienen algo en común?

Después de haber analizado muy rápidamente los argumentos de los Creacionistas, Evolucionistas y los del Diseño Inteligente, podemos establecer algunas cosas que estas tienen en común. Notemos algunas similitudes. Primeramente, todas tratan de explicar el origen del universo, de la vida y el hombre. En segundo lugar todas estas creencias deben de ser creídas por fe. El creacionista no puede demostrar científicamente que el Dios se la Biblia es el creador de todo. Asimismo el evolucionista basa sus creencias en esta misma verdad. Ninguno puede probar que esta teoría es cierta, estas, están basada en puras especulaciones. En tercer lugar, todas apuntan a un algo superior. El creacionista a Dios, el evolucionista a la madre naturaleza, el del diseño inteligente a un ser superior. Todas estas creencias han venido tratando de opacar a su predecesora. El creacionismo fue atacado por el evolucionismo, el evolucionismo por el diseño inteligente. Por último, todas estas teorías se relacionan con un grupo de creencia religiosa. Los creacionistas con el Cristianismo, Judaísmo e Islam. El evolucionismo con el Ateísmo, humanismo, budismo, chamanismo, panteísmo ect. El diseño inteligente cada vez apunta mas a Dios, relacionándose principalmente con el cristianismo. Todas establecen una edad para la tierra. Los creacionistas hablan de una tierra de 6000 años, los evolucionistas de millones de años, los del diseño inteligente explican que la tierra es relativamente joven, alrededor de unos 25000 años. Todas estas teorías usan el medio de observación e investigación. El creacionismo observa detenidamente e investiga la Biblia y presenta sus postulados. El evolucionista igualmente, observa evidencia y saca conclusiones, lo mismo realiza el diseño inteligente. Todas encuentran en la naturaleza argumentos que ayuden a defender sus creencias.

Como pudimos observar, estas tienen algunas cosas que son en cierta manera comunes. Ahora trataremos rápidamente de establecer algunas diferencias. El creacionismo no apoya sus creencias en el área científica, la evolución y el diseño inteligente sí. Sin embargo, la misma ciencia ha refutado a la evolución, levantando a la teoría del diseño inteligente y por ende al teísmo. La forma de desarrollo de la vida es explicada de diferentes maneras. Las creaciones expresan que se dio un crecimiento gradual. Los evolucionistas que hubo mutaciones, por último los del diseño inteligente que hubo un desarrollo complejo.

Para terminar, observando las tres teorías de la creación debemos de reconocer que todas involucran en cierto grado el aspecto de la fe. Sin embargo, los avances científicos han venido a guiar cada vez más a la ciencia a la realidad de un Diseñador, el que los cristianos llaman Dios. Termino expresando mi mayor satisfacción hacia el Cristianismo, que cuenta con las mejores evidencias posibles para ser aceptadas. Tal vez lo dicho por Robert Jastrow tenga mucha razón cuando expresa:

Para el científico que vivió por la fe en el poder de la razón, la historia termina con una pesadilla. Escalo las montañas  de la ignorancia, está a punto de conquistar el pico más elevado y cuando llega a la meta final, lo reciben un grupo de teólogos que estuvieron sentados allí durante siglos”[10].

 

Bibliografía

Henry M. Morris y Gary E. Parker. (1982). Que es la ciencia creacionista? EUA. Institute for Creation Research.
Josh McDowell. (1982). Evidencias que exigen un veredicto. EUA: Editorial Vida.
John MacArthur. (2003). Piense conforme a la Biblia. Grand Rapids, MI: Editorial Portavoz.
Ken Ham, Jonathan Sarfati y Carl Wielan.  (2002).  El libro de las Respuestas. UEA: Master Books.
Kenneth D. Boa y Robert M. Bowman Jr. (2006).  20 Evidencias irrefutables de que Dios existe. Miami, Florida: Editorial Vida.
Lee Strobel.  (2005).  El caso del creador. Miami, Florida: Editorial Vida.
Lee Strobel. (2001). El caso de la Fe. Miami, Florida: Editorial Vida.
Phillip E. Johnson. (1995). El Proceso a Darwin. Grand Rapids, MI: Editorial Portavoz.
Pablo Hoff y David Miranda. (1997). Defensa de la Fe. Colombia: Editorial Mundo Hispano.
Reina Valera Revisada (1960). Miami: Sociedades B??blicas Unidas.
[1] Ken Ham, Jonathan Sarfati y Carl Wielan.  (2002).  El libro de las Respuestas. Pag. 111
[2] Josh McDowell. (1982). Evidencias que exigen un veredicto. Pag. 179
[3] Henry M. Morris y Gary E. Parker. (1982). Que es la ciencia creacionista?. Pag. 8
[4] Reina Valera Revisada (1960). 1998 (He 11.3). Miami: Sociedades B??blicas Unidas.
[5] Phillip E. Johnson. (1995). El Proceso a Darwin. Pag. 24.
[6] Johnson. Op. cip. Pag. 20.
[7] Pablo Hoff y David Miranda. (1997). Defensa de la Fe. Pag. 184.
[8] Kenneth D. Boa y Robert M. Bowman Jr. (2006).  20 Evidencias irrefutables de que Dios existe. Pag. 69.
[9] Lee Strobel.  (2005).  El caso del creador. Pag. 80-81.
[10] Kenneth D. Boa y Robert M. Bowman Jr. Op. Cit.  pag. 43
Etiquetado como:

Continuar leyendo

Player

Transmitiendo desde Palacaguina, Nicaragua.

Canción actual

Title

Artist

Background