FILEMÓN, EL EVANGELIO DEL PERDÓN Y RESTAURACIÓN

Escrito por el abril 11, 2019

La carta del apóstol Pablo a Filemón, nos introduce en una de las historias más fascinantes de perdón y restauración entre dos almas enemistadas por el pecado. Hoy más que nunca, en medio de sociedades, amistades, matrimonios y familias divididas, es que las enseñanzas de esta carta son tan necesarias. Mi oración, es que estos comentarios nos ayuden a ver que el evangelio no solo invita al perdón, pero también a la restauración.

EL EVANGELIO INVITA A PERDONAR (Vrs 1-10)

Si hemos sido ofendidos, dañados, golpeados, heridos, o como quieras llamarle a la experiencia que te impide siquiera oír el nombre de alguien, sabes de lo difícil que es perdonar. La carta de Filemón, sin embargo, nos deja ver que el evangelio, aplicado en verdad en la vida de una persona, tiene el poder de llevarnos a perdonar.

Filemón era un creyente en verdad amado por Pablo y colaborador en el evangelio (V1), pero además un hombre activo en la fe, pues en su casa se reunía una iglesia (v2) Sin duda, también acaudalado. Aun así, este varón no estaba inmune a ser herido y lastimado por las personas a su alrededor.

Pablo conoce en verdad, que Filemón no es un cristiano cualquier, lo que oyen en sus prisiones sobre su hermano es confortante (V4-7) y no duda en llamarle a hacer lo correcto por razones del evangelio (v 8) con referente a un esclavo llamado Onésimo, quien se habia escapado de su amo, pero que ahora también es creyente. A este Pablo aun en cadenas había guiado a la fe en Jesuscristo. (V 9-10) ¿Que poderoso no? Se puede encadenar al mensajero, pero nunca el mensaje del evangelio.

Podemos ver acá, que el evangelio invita a perdonar cualquier ofensa. En ese tiempo, si un esclavo escapaba, se jugaba la vida, más si había robado a su amo. (Vr 18) la pena de muerte colgaba sobre el prófugo. Así que el llamado de Pablo a Filemón no era fácil, no solo por lo hecho por el esclavo, sino también por las leyes y además por la presión de la cultura que esperaba que el amo aplicara las sanciones necesarias para dar el ejemplo.

 

EL EVANGELIO LLAMA A RESTAURAR (Vrs 11-20)

Lo que Pablo solicitaba a Filemón era difícil, sin la gracia de Dios en los verdaderos creyentes. El apóstol confiaba en que su amigo haría lo correcto. “Que llamado tan grande para nosotros, lo correcto siempre será lo que Dios solicite de parte de los creyentes”.

Sin embargo, muchos estaríamos contentos con perdonar, pero pocos pensaríamos siquiera en restaurar, no solo de la relación, sino también el servicio de un esclavo prófugo y ladrón. Si, así es, en el corazón del inconverso, el llamado del mal es fuerte, pero no en el corazón de un verdadero cristiano. Fuimos perdonados por medio de Cristo, cuando éramos esclavos del pecado, prófugos de Dios, por eso se nos pide hacer lo mismo, si es necesario.

Pablo entiende por el Espíritu, no solamente que Filemón debe de perdonar a Onésimo, sino también que debería restaurarlo. Ahora el esclavo es libre de la esclavitud del pecado, ahora es útil a Pablo, pero también a su amigo, ahora es hermano en la fe. (V 11-20) Que llamado tan grande de Pablo a su hermano Filemon. No bastaba con perdonar, también había que restaurar.

EL EVANGELIO SI ES EFICAZ (Vrs 21-25)

Es interesante notar que Pablo confíaba tanto en la eficacia del evangelio. El confía plenamente en la obediencia de Filemón, pero además en que este haría más de lo que se le solicitaba. (Vr 21)

Que historia tan impactante, un amo llamado a perdonar y restaurar y un esclavo prófugo convertido, que ahora se le solicita retornar (Col 4:7-9). ¿Haría usted semejante esfuerzo? No creo, si no estaría seguro que el evangelio es eficaz. Onésimo debería de enfrentar su falta, pero con la certeza de que su amo, haría lo correcto según los estándares el mensaje que había creído.

¿Cómo encontró Onésimo el coraje, el valor, la confianza de comenzar el viaje? sugiero que la encontró de la observación. ¿Quién habrá confortado el corazón de Pablo cuando el menciona que había oído del amor genuino de Filemón?  (Vr 4-5) Propongo que, del mismo esclavo Onésimo, quien había visto de primera mano cómo Filemón vivía la vida cristiana.

Esta vivencia lo preparo para emprender el viaje. El evangelio había sido eficaz en su corazón, pero además había sido eficaz en la vida de aquel amo distante y amoroso que conoció en el pasado. Su libertad espiritual, ahora le permitía ver todas las virtudes de Filemón. No había temor de emprender el viaje. Ambos conocían y habían sido impactados por las buenas nuevas de salvación.

Hay una cosa más que comentar en la carta. El evangelio también había sido eficaz en la vida de Pablo. Todos recordamos el incidente de Pablo y Bernabé por Marcos (Hch 15:37-39) Esto había causado la división del grupo misionero, pues el apóstol consideraba que Marcos no era digno para acompañarles en esa misión, pues ya anteriormente se había apartado.

Pablo ahora menciona que con él esta Marcos (Vr 24) El mismo que había sido rechazado, había sido perdonado y también restaurado. Eso es el evangelio mismo en acción. Pablo no pedía algo, por lo cual el mismo no hubiera pasado. Si, el gran apóstol había pasado por las sendas del dolor, pero el mismo evangelio había traído perdón y además restauración.

Dios nos de el valor, pero sobre todo la convicción, de reconocer que el creyente en Cristo, ha sido capacitado, no solo para perdonar las ofensas mas crueles, sino también a restaurar la relación con aquellos que nos han lastimados.

Bendiciones.

EL EVANGELIO HOY, UN TESTIMONIO DE RESTAURACIÓN.

Tuve la oportunidad de escuchar de un pastor la historia fascinante de dos hermanos en la fe que servían en una iglesia como diáconos. Me resulto fascinante la historia, por los sobrenombres que poseían tiempo atrás los hermanos, Tiro fijo y Bala perdida. Pero, además, por el poder del evangelio para restaurar a estos varones y hacerlos siervos en una misma congregación.

Ambos habían sido militares en el tiempo de la guerra civil de mi país, solo que en bandos diferentes. Ambos lideraban unidades que constantemente de enfrentaron, así que el odio entre estos dos creció y se hizo tan notorio que todos en esa región del país sabían que ambos no durarían en quitarle la vida al otro sin se presentara la oportunidad.

El evangelio sin embargo les alcanzo, primeramente, a uno, quien después se dio a la misión de testificarle a su antiguo enemigo. La conversión de ambos fue tan impresionante que la iglesia se hizo conocida por la razón de que estos se mantenían ahora en la iglesia, como amigos, dándole la bienvenida a los hermanos y visitantes. Los dos juntos, testificaban sin decir palabra del poder del evangelio en la vida de los hombre redimidos.


En Vivo

Transmitiendo desde Palacaguina, Nicaragua.

Canción actual

Title

Artist