RSR ONLINE

La Misionera del Aire - NICARAGUA

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Visión para Vivir

13:00 13:28

Programa actual

Visión para Vivir

13:00 13:28


Devocional 1 Timoteo 4:6-11

Escrito por el 05/23/2019

Al señalar estas cosas a los hermanos serás un buen ministro de Cristo Jesús, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido. Pero nada tengas que ver con las fábulas profanas propias de viejas. Más bien disciplínate a ti mismo para la piedad; porque el ejercicio físico aprovecha poco, pero la piedad es provechosa para todo, pues tiene promesa para la vida presente y también para la futura. Palabra fiel es ésta, y digna de ser aceptada por todos. Porque por esto trabajamos y nos esforzamos, porque hemos puesto nuestra esperanza en el Dios vivo, que es el Salvador de todos los hombres, especialmente de los creyentes. Esto manda y enseña.

(1 Timoteo 4:6-11)

Ser un buen ministro de Jesucristo es comparado en este pasaje con un ejercicio, de índole espiritual antes que físico, y por ello más importante. Esto es siempre muy importante, y tiene un valor muy especial en nuestros días, en los cuales solemos vivir obsesionados con la salud y el aspecto físico. Nótese aquí que la Palabra no dice que el ejercicio físico (como lo concebimos en nuestros días) no sea algo bueno, sino que nos llama a ejercitarnos en la piedad. Como cristianos, cuidamos nuestra salud física, pero incluso ese aspecto es una evidencia de la obra del Evangelio y una forma en la que honramos al Señor.

Pero Pablo apunta aquí a la salud espiritual, y nos pide ejercitarnos en la piedad…

¿Cómo hacemos esto?

Alimentándonos de la Palabra de Dios, en primer lugar.

Fue nuestro Señor quien dijo que no solo vivimos de pan, sino que la Palabra del Señor es nuestro alimento. Por esta causa es que Pablo le pide a Timoteo no prestar atención, o perder el tiempo en “fábulas profanas de viejas”. Todos sabemos que hay alimentos saludables y nutritivos, mientras que otros son nocivos para nuestra salud. Nuestra vida espiritual se ve afectada por aquello que nos alimenta, por eso, una vida alimentada por la palabra del Señor es una vida saludable.

La vida piadosa es la que crece cada día en santidad, haciéndonos más y más a imagen de Cristo, y Pablo nos dice que eso también se ejercita.

¿Cómo? Siendo intencionales en nuestra dependencia de Cristo, recordando cada día el Evangelio, edificándonos en la gracia de la oración, la comunión con la iglesia, dejando al pecado morir en nosotros.

Qué el Señor nos ayude y bendiga, ejercitémonos en la piedad!!!


Sebastian Winkler

Sebastián Winkler. Discípulo de Jesús, esposo de Karina y papá de Julia y Emilia. Profesor de Lengua y Literatura. Miembro de la Iglesia Evangélica Bautista de General Pinto, donde sirve como maestro de Estudios Bíblicos. El es el autor del blog: engraciaysabiduria.com

Continuar leyendo