En Vivo desde Nicaragua

La Misionera del Aire

Canción actual

Title

Artist


Devocional Filipenses 4:14-19

Escrito por el agosto 2, 2019

*Sin embargo, habéis hecho bien en compartir conmigo en mi aflicción. Y vosotros mismos también sabéis, filipenses, que al comienzo de la predicación del evangelio, después que partí de Macedonia, ninguna iglesia compartió conmigo en cuestión de dar y recibir, sino vosotros solos; porque aun a Tesalónica enviasteis dádivas más de una vez para mis necesidades. No es que busque la dádiva en sí, sino que busco fruto que aumente en vuestra cuenta. Pero lo he recibido todo y tengo abundancia; estoy bien abastecido, habiendo recibido de Epafrodito lo que habéis enviado: fragante aroma, sacrificio aceptable, agradable a Dios. Y mi Dios proveerá a todas vuestras necesidades, conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.*

Filipenses 4:14-19 LBLA

 Pablo agradece a los hermanos de Filipos, porque no solo en esta, sino en varias ocasiones, se han preocupado por él y le han provisto para sus necesidades. Como dijo en los versos anteriores él puede atravesar tiempos de abundancia y también tiempos de escasez (recordemos que él siempre desarrolló simultáneamente su labor de apóstol de Cristo y la de constructor de tiendas, aunque estando apresado esto último no era posible).

Lo interesante aquí es lo que Pablo señala, ¿quiénes han sido bendecidos por este gesto? Él, obviamente, porque ha visto suplidas sus necesidades, pero aún más bendecidos son los que han dado, ellos mismos, porque este gesto es una ofrenda agradable al Señor.

Fue el mismo Señor quién nos enseñó que es más dichoso aquel que da que el que recibe (Hechos 20:35).

Como creyentes es precioso ver las bendiciones de Dios sobre nuestras vidas, pero aún más gozo produce el poder bendecir a otros. Esta generosidad, este desprendimiento, esta preocupación por las necesidades de los demás son una evidencia de estar creciendo a imagen de Aquel que se dio a sí mismo.

Que el Señor les bendiga ricamente!


Continuar leyendo