RSR ONLINE

La Misionera del Aire - NICARAGUA

Canción actual

Título

Artista

Programa actual

EL AMOR QUE VALE

07:00 07:25

Programa actual

EL AMOR QUE VALE

07:00 07:25


Las huellas de la imagen de Dios en el hombre

Escrito por el 04/14/2021

Las huellas de la imagen de Dios en el hombre

 INTRODUCCION

El libro de Genesis es conciso al expresar que Dios creo al hombre con rasgos únicos: “a su imagen y semejanza”, haciendo una distinción entre los animales y los seres humanos. La pregunta hoy es: ¿Existen huellas, evidencias, marcas en el hombre que nos permitan probar que realmente Dios dio rasgos únicos a la humanidad? Creemos que, si podemos establecer por medio de la ciencia, la filosofía y la teología que lo que Genesis dice es verificable y por ende cierto. Esto a la vez, nos permitiría confirmar que Dios existe.

El pasaje en que centraremos este estudio es: Genesis 1:26-27 “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra”[1]

La palabra imagen comunica la idea de reflejo, sombra, proyección de algo real, en este caso Dios. La palabra semejante, comunica la idea de parecido. Así que, Dios nos dice que hizo al hombre, no igual, pero si parecido a él. ¿Entonces cuáles son aquellos rasgos o huellas que apuntan a eso, que pueden ser verificables y que en la observación distingue al hombre de los animales? ¿Existe la posibilidad de establecer algo de esa magnitud? Creemos que sí y vamos a establecer nuestro punto echando manos de las metodologías apologéticas que tenemos a la mano.

Buscaremos en la historia, la ciencia, la filosofía para ver como las evidencias apuntan a que el hombre porta la imagen de Dios y por eso es especial y único en el universo.

Primera Huella: ETERNIDAD

Cuando hablamos de huellas, nos referimos a aquellas cualidades de Dios en el Hombre debido a que este fue creado a imagen y semejanza de su creador. Creemos que la primera huela es Eternidad, el hombre desea con anhelo vivir para siempre. La Biblia dice que el Dios ha puesto eternidad en el (Ecl 3:11), no igual a Dios quien es eterno, sino que el hombre al ser creado por Dios, una de las huellas es la eternidad.[2]

Los historiadores concuerdan que existe evidencia de que el hombre a través de los tiempos ha buscado descifrar la muerte y alcanzar la eternidad. En el cercano oriente creían en la vida después de la muerte, en Mesopotamia antigua creían en alguna existencia después de la muerte, en el antiguo Egipto se preparaba a los muertos para la vida después de la muerte. Que más decir de Persia, Canaán. “la muerte no era considerada como la culminación de la existencia. El muerto continuaba existiendo, normalmente en algún tipo sombrío de existencia a medias, ubicada bajo la tierra”.[3]

Hoy más que nunca, con tantos avances tecnológicos, el hombre despliega el deseo de la eternidad. Tal vez el avance más significativo que muestra como el hombre desea la vida eterna es la “Crionización” un servicio cada vez más común en los países avanzados, donde se mantiene a baja temperatura los cuerpos muertos con el fin de traerlos a vida cuando la ciencia encuentre la respuesta a la muerte y la eternidad sea realidad.[4]

Vemos indudablemente que el hombre tiene impregnado en su ser el deseo de la eternidad. Su único problema es que no quiere reconocer que es un atributo de Dios y que solo Dios tiene la potestad de guiarlo para entender mejor que es la eternidad.

Segunda Huella: ESPIRITUALIDAD – RELIGIOSIDAD

En mi país existen muchos grupos indígenas, en total 8. Es increíble notar su cultura, música, gastronomía, pero además creencias religiosas. Muchos de ellos tienen sistemas de adoración a dioses como el maíz, el sol en incluso al mar. Nadie les enseño acerca de Dios, pero existe una inclinación nata ancestral de que hay un ser espiritual que necesitan adorar. Esta condición de búsqueda de Dios lo observamos en todas las culturas a través del tiempo.[5]

Pero ¿porque el hombre es un ser religioso? Bueno es porque, en su ser lleva impresa la imagen de Dios. Él le doto con ese deseo de buscar a alguien superior. Muchas culturas han errado en la búsqueda, pero es un hecho comprobado de que el hombre es un ser religioso por naturaleza. Esta creencia sin duda ha marcado la cosmovisión de los grupos humanos en diferentes partes y son el lente por el cual interpretan la vida.[6] Así que, las pruebas apuntan a que el hombre es por naturaleza un ser espiritual y religiosos.

La búsqueda de ese ser superior es muy marcado en el ser humano. La búsqueda se ese ser superior lo ha llevado a la construcción de grandes estructuras y esculturas. Lo ha llevado a hacer dioses de madera o yeso, su deseo de adorar a alguien este allí impresor en lo mas profundo de su humanidad, la historia esta impresa de esta realidad que tratar de negarlo seria una necedad.

Todo esto concuerda con lo descrito en la Biblia, Dios hizo al hombre conforme a su imagen y semejanza. Sin embargo, el pecado entro en el mundo y esa relación perfecta donde el hombre adoraba al único Dios fue manchada y desde allí el hombre a buscado a Dios, aunque en la búsqueda lo han suplantado, buscando a su creador en todas partes, en el sol, el mar, el hombre, pero poco en el Dios verdadero. Pablo nos explica magistralmente esto en Romanos 1;18-32.

Tercer Huella: MORALIDAD

¿Quién no se ha parado a cuestionar a un hombre que este golpeando a un anciano? Creo que todos hemos experimentado angustia cuando vemos que algo está mal. Pero ¿De dónde viene esa conciencia del bien y el mal? Pablo explica que proviene de Dios quien nos ha dotado de conciencia y Él ha escrito su ley en nuestros corazones. (Ro 2;15). ¿Pero es esta condición del hombre universal? Por supuesto, creo que no hay que ir en busca de evidencias empíricas que apuntes a esa verdad. Sin embargo, podríamos decir que este sentir del bien y el mal, cambian de acorde a la cultura, pero el núcleo siempre es el mismo, tenemos conciencia del bien y el mal.

Los filósofos han cuestionado, en gran manera la moralidad, no porque no sea obvia[7]. Si no más bien, por las obligaciones que contrae esto hacia un ser mayor, quien en el cristianismo llamamos Dios. Si ese deseo de justicia, la vemos en toda la humanidad es porque Dios puso su imagen en nosotros, sin embargo, el ateo, el humanista y el naturalista no sea dar cuentas a Dios, solo por una razón, la regla acerca de lo que es bueno y malo, no la dicta el hombre sino Dios.

Cuarta Huella: AUTORIDAD

Cuando hablamos de autoridad, hablamos de aquella autoridad limitada que vemos Dios puso en el hombre. En la creación Dios estableció al hombre para que enseñoreara en la creación, sobre todo lo creado. Dios estableció al hombre y lo hizo superior en dignidad y en poder que los animales, un ser distinto y único con la capacidad de gobernar el mundo[8]

¿Vemos eso en el mundo conocido? Si, el hombre gobierna sobre la creación. A pesar de la cantidad increíble de animales que existen, poderosos, grandes y extendidos por todo el mundo, nunca lo vemos queriendo tener autoridad sobre el hombre. La Biblia nos dice que Dios estableció que este gobernaría, del mismo modo que Dios tiene autoridad en el cosmos, deposito esa cualidad en el hombre. Es interesante pensar que, a pesar de los millones de años supuestos de evolución, ninguno de los animales a deseado evolucionar, o a podido evolucionar para quitarle la supremacía de la autoridad al hombre, no ha podido y podrá, ya que esta autoridad fue dada por el Dios creador de los cielos y la tierra.

Quinta Huella: INTELECTO

Muchos estamos de acuerdo que hay animales que despliega cierta inteligencia, como los pulpos o los delfines. Sin embargo, ¿Cuándo fue la última vez que usted vio a un mono planeando el lanzamiento de un transbordador al espacio? ¿O queriendo hacer un barco, un avión o un edificio? No lo ha visto ni lo vera.

La Biblia comienza sus relatos hablando de que en el principio Dios creo el universo. Este poder creativo, producto de un intelecto superior es una cualidad única de Dios. Vemos esa cualidad en rasgos mínimos solamente en el hombre en este planeta. Sin embargo, porque solo el hombre despliega esta cualidad, bueno, solo lo podemos explicar por el hecho de que Dios puso su imagen, esa huella es otra de las que Dios puso en su máxima creación.

UNA POSTURA BIBLICA Y TEOLOGICA

No podemos terminar este estudio sin establecer una postura bíblica que sea producto de los racionamientos que hemos visto, es razonable creer que el hombre es especial, por el hecho de que posee las huellas de Dios en su ser que lo distinguen de los animales y que estas pueden ser verificadas con la ciencia, la observación logica, la historia e incluso la sociología.

A nuestro ver, logramos establecer que el hombre despliega la imagen de Dios al anhelar la eternidad, al ser un ser religioso que busca a su creado, moral porque clama por el bien y el mal, además posee una autoridad sobre lo creado y es dueño de un intelecto particular y único. ¿Pero qué significa todo esto desde un punto bíblico y teológico? Acá algunas observaciones:

  1. La Biblia nos hace ver que Dios nos creó con la intención de tener una relación con nosotros. Hay un hueco del tamaño de Dios en nuestros corazones. (Jer 9:23-24; Juan 17:3; Ro 1)
  2. Las Escrituras son claras que el deseo de Dios en tener una relación vital e íntima con el hombre fueron pospuestas por el pecado en el Edén. (Ge 3, Ro 3:23, 6:23)
  3. Sin embargo, la Biblia además apunta al hecho de que Dios mismo desde antes de la fundación del mundo había dispuesto salvar al hombre y restaurar esa relación, por medio de la muerte y resurrección de su hijo Jesús. (Ge 3:15; Ef 1:4; 1 Pe 1:20)
  4. Es también notorio la importancia que Dios da al hombre y a la imagen con que le doto. En Cristo, uno de los deseos de Dios es restablecer esa imagen. (Ef 4:24)
  5. Dios nos hace ver además que el valor nuestro no está en las posiciones, posesiones, dinero, poder, educación o alcances que tengamos, más bien nuestro valor está en el hecho de que en Cristo, Dios el Padre nos hace obras de arte suyas. (Ef 2:10)
  6. Y en último lugar, quisiera mencionar un misterio a medias, ya que Dios nos hace ver en su palabra un hecho cósmico increíble a medias ¿Por qué los ángeles no recibieron redención? Dios no nos dice, sin embargo, sabemos que no extendió esa gracia a los ángeles, pero al hombre si, y supongo que es porque puso su imagen en nosotros. Es por eso, que el salmista dice admirado profetizando sobre la visita de Cristo para salvar a la humanidad: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, Y el hijo del hombre, ¿para que lo visites? Le has hecho poco menor que los ángeles, Y lo coronaste de gloria y de honra. [9] Este versículo solo se puede interpretar a la luz de la imagen de Dios en el hombre, el valor nuestro radica en que Dios puso sus huellas sobre nosotros.

UNA APLICACIÓN PARA LA EVANGELIZACION

Al terminar este estudio, pensemos sobre la imagen de Dios en el hombre y la evangelización. ¿Porque evangelizamos, tomando en perspectiva este estudio?

  1. Evangelizamos por el hecho que Dios desea reconciliar a su máxima creación con El.
  2. Evangelizamos porque a pesar de nuestros pecados, Dios tuvo a bien salvarnos a nosotros y no a los ángeles. Que gratitud tan grande debería de brotar de esta verdad y que compromiso con la evangelización.
  3. Evangelizamos porque vemos que el hombre tiene un valor inmenso ante los ojos de Dios, porque portamos su imagen.
  4. Evangelizamos porque Dios desea restaurar esa comunión con el hombre.
  5. Evangelizamos también, porque Dios así lo dice en su Palabra.
  6. Evangelizamos porque el mensaje del evangelio es el único que le puede dar al hombre la respuesta al sentido de eternidad, pero en un lugar maravilloso llamado cielo.
  7. Evangelizamos por que un día Dios juzgara el mal en este mundo, ese sentido de moralidad un día será satisfecha por el juicio final de Dios sobre la humanidad y aquel día el hombre no podría decir que no fue advertido.
  8. Evangelizamos porque Cristo en una cruz nos demostró cuanto valor a depositado Dios en sus criaturas y cuanto el precio dispuesto a pagar.
  9. Evangelizamos, ya que, siendo criaturas portadoras de la imagen de Dios, un día, aquellos que volvieron a intimidad con él por medio de Jesús, serán los que le adoren por los siglos de los siglos, de todas las naciones, tribus y lenguas.

CONCLUSION

En este estudio, nos heos dado a la tarea de presentar defensa de la imagen de Dios en el hombre. Esas características únicas que el hombre despliega pr e hecho de que Dios puo su imagen en nosotros. Logramos ver que el hombre es sin lugar a duda un ser que desea la eternidad, religioso desde siempre, consciente del bien y el mal, regidor sobre la creación y con un intelecto que sobrepasa a los animales.

También notamos algunas implicaciones bíblicas con respecto a esta verdad. El valor del hombre radica en el hecho de que Dios puso su imagen en nosotros. bíblicamente esta verdad de demuestra en la cruz del calvario y en el hecho que Dios solamente extendió salvación al hombre y no a los ángeles.

Por último, vimos algunas razones por las que deberíamos de evangelizar, movidos por estas verdades. Al final mencionamos que, evangelizamos por que un día, esos hombres caídos que Dios salvo por medio de Cristo, serán los que, en un hermoso coro cantarán por la eternidad, Santo, Santo, Santo. Aquel día, cuando Dios restablezca el paraíso perdido, entenderemos cuanto ama Dios al hombre. Aquel día, tal vez volveremos a decir en asombro: ¿Qué es el hombre? El portador de la imagen del Dios Eterno.

BIBLIOGRAFIA

Berkhof, L. (2018). Teología Sistemática. (C. Franco, Trad.). Bellingham, WA: Editorial Tesoro Bíblico.

Collins, A. (1992). Estudios B??blicos ELA: As?? comenzó todo (Génesis). Puebla, Pue., México: Ediciones Las Américas, A. C.

Comfort, R. (2003). The Evidence Bible: Irrefutable Evidence for the Thinking Mind, Notes. (K. Cameron, Ed.). Orlando, FL: Bridge-Logos.

Carlton, R. B. (2004). Hechos 29: «Capacitación práctica para facilitar movimientos de plantación de iglesias en campos olvidados». Louisville, KY: R. Bruce Carlton.

Cruz Suárez, A. (2018). Dios, ciencia y conciencia: ¿Quién tiene razón, Dawkins o Pablo?. Barcelona, España: Editorial CLIE.

Cruz, A. (2005). El Dios Creador. Miami, FL: Editorial Vida.

Chafer, L. S. (2009). Teología sistemática de Chafer. (E. Carballosa, R. Mendieta P., M. F. Liévano R., & J. María Chicol, Trads.) (Vol. I & II). Barcelona, España: editorial clie.

Dye, R. M. (2004). ¿De dónde vinimos?: Un estudio crítico de los orígenes. Guadalupe, Costa Rica: Editorial CLIR.

De Andrade, C. C. (2002). En Diccionario Teológico: Con un Suplemento Biográfico de los Grandes Teólogos y Pensadores. Miami, FL: Patmos.

Deiros, P. A. (2006). En Diccionario Hispano-Americano de la misión (Nueva edicion revisada). Bellingham, WA: Logos Research Systems.

Frame, J. M. (Ed.). (2018). ¿Y qué del cristianismo?: Una guía para escépticos y buscadores. Bellingham, WA: Tesoro Bíblico Editorial.

Grudem, W. (2007). Teología Sistemática: Una introducción a la doctrina bíblica. Miami, FL: Editorial Vida.

Geisler, N., & Brooks, R. (1997). Apologética: Herramientas valiosas para la defensa de la fe. Miami, FL: Editorial Unilit.

Reina Valera Revisada (1960). (1998). Miami: Sociedades B??blicas Unidas.

Lennox, J. C. (2018). El principio según el Génesis y la ciencia: Siete días que dividieron el mundo. Barcelona, España: Editorial CLIE.

MacArthur, J. (1997). Biblia de Estudio MacArthur. Nashville, TN: Thomas Nelson.

Morris, H. M. (1976). The Genesis record: a scientific and devotional commentary on the book of beginnings. Grand Rapids, MI: Baker Books.

Poythress, V. S. (2012). No hay científicos ateos: Los atributos divinos de las leyes naturales. (G. Green, Trad.) (1a ed.). Guadalupe, Costa Rica: CLIR.

Shields, M. (2014). Muerte. En J. D. Barry & L. Wentz (Eds.), Diccionario Bíblico Lexham. Bellingham, WA: Lexham Press.

https://www.xataka.com/medicina-y-salud/300-personas-se-han-criogenizado-esperando-resucitar-futuro-nadie-ha-demostrado-que-esto-sirva-para-algo

 

 

[1] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Gn 1.26). Miami: Sociedades B??blicas Unidas.

[2] De Andrade, C. C. (2002). En Diccionario Teológico: Con un Suplemento Biográfico de los Grandes Teólogos y Pensadores (p. 148). Miami, FL: Patmos.

[3] Shields, M. (2014). Muerte. En J. D. Barry & L. Wentz (Eds.), Diccionario Bíblico Lexham. Bellingham, WA: Lexham Press.

[4] https://www.xataka.com/medicina-y-salud/300-personas-se-han-criogenizado-esperando-resucitar-futuro-nadie-ha-demostrado-que-esto-sirva-para-algo

[5] Deiros, P. A. (2006). Prefacio a la Edición Electrónica. En Diccionario Hispano-Americano de la misión (Nueva edicion revisada). Bellingham, WA: Logos Research Systems.

[6] Carlton, R. B. (2004). Hechos 29: «Capacitación práctica para facilitar movimientos de plantación de iglesias en campos olvidados» (p. 47). Louisville, KY: R. Bruce Carlton.

[7] Frame, J. M. (Ed.). (2018). ¿Y qué del cristianismo?: Una guía para escépticos y buscadores. Bellingham, WA: Tesoro Bíblico Editorial.

[8] Morris, H. M. (1976). The Genesis record: a scientific and devotional commentary on the book of beginnings (p. 73). Grand Rapids, MI: Baker Books.

[9] Reina Valera Revisada (1960). (1998). (Sal 8:4–5). Miami: Sociedades B??blicas Unidas.


Jaime Blandón Olivera

Jaime Blandon es oriundo de Nicaragua, misionero plantador de iglesias. Casado con Jacqueline Guzman, con quien a procreado dos hijos: Jaimeline (9) James (8). Actualmente se desempeña como Director de 516 Now Inc. Posee una licenciatura en Estudios Bíblicos del Rio Grande Bible Institute, MBA con énfasis en desarrollo de Proyectos del EUDE . Actualmente cursa un master en ministerios pastoral en el Midwestern Baptist Theological Seminary. Es uno de los fundadores de Radio Stereo Resurrección.

Continuar leyendo